miércoles, 7 de julio de 2010

Un segundo

Un segundo es el tiempo necesario en el cual tu vida entera puede dar un vuelco. Sí, hoy ha tocado un día trascendental, un día en el que por A o por B todas las cosas que te suceden te hacen plantearte cada paso que das.

Después de una tarde piscinera, que siempre viene bien, volví al bar, qué remedio (no nací en el país de Jauja). En uno de esos momentos en los que no hay demasiada clientela y los que están, son de casa y están servidos, me salgo a la terraza. Bueno, primero debería contar que tenemos una gata adoptiva. Lleva años viniendo a vernos al bar, aunque la pobre pide más mimos y compañía que comida, que también. Este año ha cambiado su casa a justo en frente del bar, un local en desuso con una gatera en la puerta, donde tuvo sus 4 retoños (L) A dos de ellos les buscamos un nuevo hogar, de los otros dos uno no sabemos dónde está U_U Llevamos 2 días sin verle y buscándole, pero nada :( Y el otro sigue ahí con su mami, tan siamés como ella.

El caso es que estaba en la terraza, que si no me desvío del tema, y pasan por la carretera una pareja con dos Fox Terrier. No se cuánto conocéis de razas de perro, pero digamos que el perfil de los Fox Terrier se resume en "Perro muy activo, extremadamente excitable, muy destructivo". La raza Fox Terrier se usaba para la caza de zorros (Fox=zorro (EN) y Terrier=madriguera (FR)). Digamos que cuando se alteran, no conocen ni al dueño y les da igual 8 que 80.

He vuelto a desviarme del tema...bueno, prosigo. Estaba en la terraza y pasa una pareja del pueblo con sus dos Fox Terrier sueltos. Nuestra gata adoptiva estaba en la puerta de su casa con su cría jugueteando, con su comida y agua al lado. Los perros se acercan sacando los dientes, la cría huye a toda prisa por la gatera y la gata hace frente. A parte de dar tiempo a que su cría huyese, si ella se daba la vuelta para entrar por la gatera...estaba perdida. Se encrespa y avisa bufándoles. A todo esto la pareja mirando a unos cuantos metros tan campantes, oye, igual esperaban ver sangre, quién sabe. Total, que los dos perros la acorralan, ella salta a uno a la cara y el otro la muerde. Salimos todos los que estábamos en la terraza en su defensa, la gata huye y los perros en un principio salen tras ella hasta que los paramos. Los dueños les pegan el silbidito a los perros y se escabullen con ellos. ¿Para qué van a preguntar? Ya que llevan los perros sueltos y es ilegal, ¿para qué van a tener un mínimo de respeto por los demás? No vaya a ser que les denuncien de nuevo, como el año pasado cuando uno de estos mismos perros mordió a una señora.

La gata desaparecida y yo buscándola. Ni rastro. Después de ver cómo la habían mordido...no sabíamos si estaba malherida o solamente había sido el susto. Y te da por pensar, ¿y el gatito? La sociable de la manada es/era ella...el gatito es muy cachorro aún y no se deja coger...pff. Después de tanto tiempo viendo cómo los ha cuidado, cómo ha dado la cara siempre y esta tarde por ellos... Cuántas tardes y noches la hemos visto jugar con ellos y mimarlos. Es increíble y se parecen más a nosotros de lo que mucha gente piensa.

Después de un buen rato vuelve por suerte, parece que solamente fue un rasguño y un buen susto. Un segundo más tarde...y la Gorda no lo cuenta... No es la única vivencia del día que me ha hecho pensar en el transcurrir de la vida (que trascendental se pone esto), pero es demasiado de lo que hablar para las horas que son.

¿Me estaré haciendo viejuna para rayarme con cosas así? Ains... Aquí os dejo un cutrevídeo de la Gorda (o más bien su culo) y su retoño jugando con su rabo.

video

Y ahora me voy a dormir con mis otros dos gatetes ^_^

Buenas noches

No hay comentarios: